Los ingresos medios anuales de los hogares suben por primera vez desde 2009