Nueva forma de apoderamiento electrónico por la crisis del COVID-19