¿Estamos aplicando correctamente la nueva normativa en materia de protección de datos?